A ti, abuela

A ti, abuela

Hoy estoy aquí, en tu hogar, a tan sólo 2 días antes de mi 31 años, y ha pasado tanto desde que te fuiste…

Quiero decirte que tu tierra es preciosa. Que mientras escribo esto, estoy sentada en un árbol en el Campo de San francisco en Oviedo. Me he vuelto como loca intentando buscar un sauce para sentarme debajo a escribir pero no lo he encontrado.

Me hubiera encantado hacerlo, porque me viene a la mente cuando nos decías que nunca te irías. Que siempre estarías bajo las ramas de un sauce llorón para que sintiéramos cobijo y tu abrazo lleno de alegría y vitalidad.

Que irónica yo, hablando de vitalidad cuando ya no estás. Pero tú siempre serás vida. Siempre serás mi vida, porque no hay nadie que supere lo mucho que te he llegado a amar, admirar y a querer ser como tú.

Tú luchadora, incansable, felicidad pura, amor hacia todos y pura bondad. Tú que nunca has permitido que ningún hombre te parara en tus sueños. Que en plenos años 50, te escondías para ser la mejor modista con tal de seguir con tu sueño a pesar de que la mentalidad de los maridos no era precisamente permisiva con esas cosas. Tú que conseguiste montar tu escuela y patentar tu propio método de patronaje “Ortega”. No te pude devolver al final el dinero que me prestaste para estudiar estilista de peluquería, pero ahí fue cuando descubrí que era eso de la Imagen Emocional. Gracias, porque tú has contribuido a que encuentre mi propósito de vida. Ahora sé quien soy y cual es mi misión aquí.

Estoy echando un vistazo a mi alrededor buscando hibiscus. No los he encontrado, pero estoy segura que habrán. No me pienso ir sin encontrar uno y soñar que están impregnados de ti, de tu sangre asturiana.

Recuerdo como te gustaban plantarlos en el patio de la “abuelita”. No todas han tenido la suerte de tener una bisabuela como yo, pero sin duda la tuve. Y ¡¡que grande ella!! Dale un abrazo muy grande. A ella, al tio Luis, al yayo e incluso hasta a la Cuca. Que seguro que el yayo José ya anda rabioso por alguna perrería que esté haciendo la pequeña.

Aquí estamos todos bien. Estoy siguiendo tus pasos de ser una luchadora llena de alegría y consiguiendo todo lo que me propongo. No te extrañe que en poco tiempo haya conseguido patentar mi propio método como tú. Eso va a ser mucho de ti, de mi, de las dos juntas. De estas dos escorpionas que nunca nos vamos a rendir.

Siempre tuya, a ti abuela.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

6 comentarios en “A ti, abuela”

  1. ¡Hermoso!,lleno de sentimiento puro y sincero,pero no solo llevas su sangre ,su esencia y su lucha como mujer emprendedora,también llevas el amor por lo que haces y la seguridad para alcanzar tus sueños.

  2. Qué hermosas palabras!!
    También tuve una abuela así de bellA, así de única y aunque han pasado ya casi 10 años desde que se fue, haaaa como la extrañoooo.

Deja un comentario

¡NO TE VAYAS!

RECIBE GRATIS LA GUÍA DEFINTIVA DE LOS TIPOS DE PIELES.  ¡Suscríbete y descárgalos GRATIS!

envelope
envelope
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS El responsable es Barbara Gutiérrez Sepúlveda, con DNI 46798256H. La finalidad de almacenar tus datos es obtener información sobre nuestros servicios y la manera de contactar con nosotros. Podrás solicitarnos encargos de consultoría en cuestiones relacionadas con la imagen personal, así como obtener recursos gratuitos como guías descargables o recibir información periódica relacionada con la actividad de nuestra página y blog. Parte de los servicios a prestar pueden consistir en actividades de formación a distancia. El tratamiento de datos es legítimo cuando cumplimentas un formulario  y has leído y aceptado en su caso nuestra política de privacidad. No cedo los datos a terceros (salvo para cumplir obligaciones legales o poder cumplir con el servicio encomendado o prestado). En todo momento tienes derecho de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación, revocación.