Tú, la inconformista

Eres de esas luchadoras incansables, de esas que no paran de luchar hasta conseguir lo que tú quieres y tal y como tú lo quieres. Que no te basta con conseguirlo, que te pones un objetivo tras otro para seguir ascendiendo peldaños hacia ese estado llamado “nirvana”.

Ese estado al que llaman algo así como “renovación” o “fin del sufrimiento”. Pero que a ti te suena más algo como “superación” 0 “consciencia plena”.

Eres de esas que oye continuamente eso de que “nunca serás feliz porqué no te conformas con nada”. ¿Qué sabrán de la felicidad? ¿A caso la felicidad no son los pequeños momentos? Los momentos de sentarte frente al mar a escribir con algo de música de new age, el viajar con tu propia compañía estando presente en el aquí y ahora, el tumbarte en la cama y cerrar los ojos a oscuras con no más luz que las de unas tenues velas mientras suenan esos acordes armónicos de un piano de fondo, o un violín, que más da. Tú eres más de pianos, pero sabes que te acaricia el corazón una melodía llena de sentimiento.

¿Desde cuando la felicidad está ligada al conformismo? ¿Quién estableció eso de que la felicidad es sinónimo de estabilidad y zona de confort? ¿Qué sucede con los inconformistas que vuestra felicidad es crear, soñar, viajar, salir de la zona de confort?

Eres de esas que ha amado todo lo que hacías, porque no concibes la vida sin amor. Y no un amor dependiente de pareja, no;  un amor en todo lo que haces. En como te mueves, como bailas, como fluyes con la música, como te dejas invadir por todas esas sensaciones, la forma en la que escribes, te expresas, comunicas, la forma en la que te aparece una sonrisa con cada persona con la que contribuyes a que su día sea un poquito mejor. Porque, ¿a caso no es ese tu propósito de vida?

Eres de esas que saben reconocer cuando deben dejar en “pausa” algunos momentos de su vida; porque sabe que la vida es eso, son momentos. Todo tiene su orden, su tiempo, su plan especial para todas las cosas. En ese momento entiendes que tienes que fluir, que tienes que seguir el ritmo y el orden de la vida. Que tú que eres de acción, tienes que respirar y entender que para todo hay un plan. Y que no se trata de que sigas ese plan, se trata de que tú, disfrutes de cada momento mientras ese plan va trazándose solo, por completo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

2 comentarios en “Tú, la inconformista”

  1. ¡Impresionante! Muchas gracias por este texto, me siento hiper identificada y es muy reconfortante saber que no eres la única “inconformista” en el mundo. Ya me siento un poco más comprendida ¡Me encanta tu blog, sigue así!

    P.d. Te sigo ya mismo en Facebook 🙂

    Patricia,
    No Sin Mi Clon

Deja un comentario

¡NO TE VAYAS!

RECIBE GRATIS LA GUÍA DEFINTIVA DE LOS TIPOS DE PIELES.  ¡Suscríbete y descárgalos GRATIS!

envelope
envelope
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS El responsable es Barbara Gutiérrez Sepúlveda, con DNI 46798256H. La finalidad de almacenar tus datos es obtener información sobre nuestros servicios y la manera de contactar con nosotros. Podrás solicitarnos encargos de consultoría en cuestiones relacionadas con la imagen personal, así como obtener recursos gratuitos como guías descargables o recibir información periódica relacionada con la actividad de nuestra página y blog. Parte de los servicios a prestar pueden consistir en actividades de formación a distancia. El tratamiento de datos es legítimo cuando cumplimentas un formulario  y has leído y aceptado en su caso nuestra política de privacidad. No cedo los datos a terceros (salvo para cumplir obligaciones legales o poder cumplir con el servicio encomendado o prestado). En todo momento tienes derecho de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación, revocación.