Cuando era pequeña, ser diferente suponía

un problema

De pequeña era la DIFERENTE de la clase. Y como probablemente sabrás, DIFERENTE ES SINÓNIMO DE NO ENCAJAR.

Siempre me caractericé por tener demasiados “pájaros en la cabeza”. Mis padres veían mis sueños como imposibles.

Pero tuve siempre a mi lado mi mejor maestra de sueños, mi abuela Laudina.

Ella jamás creyó en los imposibles, y me insistió toda la vida en que “nunca dejara que nadie me dijera que no podría conseguirlos solo porque ellos no los consiguieron”.

Así que esa niña soñadora, “rara” y a la que le hacían bullying en clase, se propuso cambiar el mundo y no dejar que nadie más se sintiera fuera de lugar por ser diferente.

Estaba dispuesta a cambiar debilidades, por fortalezas; y no iba a parar hasta conseguirlo.

 

De ser la rara de clase

a ayudar a marcas a ser
las populares "de la clase"

Mis primeros “pájaros en la cabeza” llegaron cuando les dije a mis padres que quería ser maquilladora de famosos.

“¡Ya estás con tus pájaros en la cabeza!”

A los 15 años, entré entonces como  maquilladora en City Tv, maquillando a famosos.

Me llamaba mucho la atención ese efecto que generaban en los fans. Admiración, inspiración… eran populares y yo nunca conocí esa sensación.

Así que decidí investigar mucho más sobre ello y a adentrarme en el mundo de la belleza, creyendo así que las personas se sentirían mejor con ellas mismas. Dispuestas a comerse el mundo.

A los 19 di mis primeras clases de estética. Me salía muy natural, y me encantaba fomentar la integración de todas las alumnas para que nadie se sintiese tan desplazada como me había sentido yo en el colegio.

A partir de ahí, empecé a trabajar para profesionales, y poco a poco me fui formando en marketing, coaching y crecimiento personal para liderar mi propio negocio.

Aunque te seré sincera: jamás habría conseguido ser quien soy hoy sin mis mayores mentoras en el mundo de los negocios. Mi bisabuela, Nieves Ordiz, que sacó adelante su negocio sola mientras criaba a sus tres hijos en plena posguerra. Mi abuela, Laudina Ortega, que patentó su propio método de patronaje y a quien le debo toda mi visión emprendedora y actitud frente a la vida. 

Mi madre, Belén Sepúlveda, con su propio salón de peluquería y de quien heredé la diferenciación y el no creer en la competencia. Y mi tía, Juanita Mateo, una de las mujeres más poderosas desde el punto de vista empresarial que he conocido en mi vida, con su propia línea de cosméticos en Cuba y una visión estratégica para los negocios digna de admiración.

Cambio de perspectiva

De cuidar el exterior a
cultivar el interior

De cuidar el exterior a cultivar el interior

Decidí que así como mi abuela había cambiado todo mi mundo a través de animarme a crear mi propio movimiento, yo también podría ayudar a cambiar el mundo de muchas otras personas que aún no sabían todo el potencial que tenían dentro y su capacidad para inspirar nuevos movimientos a través de sus marcas.

Al entrar en el mundo del emprendimiento me di cuenta de que muchas personas se centraban en marketing y ventas en vez de comenzar por encontrar su Elemento Fan y su auténtica diferenciación.

Por lo que sus discursos sonaban todos iguales y repetitivos. 

¿Resultado? Frustración por no vender, y lo más importante: no tener una marca que sea capaz de generar la suficiente demanda como para poder liberarse tiempo.

¿Te vienes de viaje?

MI LIBRO 'DUEÑA DE TU PROPIO VIAJE' TE ESTÁ ESPERANDO

Dentro de Dueña de tu propio viaje vas a descubrir el camino que han recorrido cinco generaciones de mujeres empresarias que se adelantaron a su época, desafiaron a su entorno, marcaron la diferencia y apostaron por aquello que las hacía únicas, para ser siempre fieles a sí mismas.

Ellas fueron dueñas de su propio viaje, y ahora ha llegado el momento de que tú también construyas el tuyo propio.

¿Quieres conocer

mi trayectoria?

Soy de las que piensan que el CV ha muerto, pero como a veces a mi también me sale la vena cotilla de titulitis, te dejo echarle un ojo a mi perfil en Linkedin.

¿Quieres conocer

mi trayectoria?

Soy de las que piensan que el CV ha muerto, pero como a veces a mi también me sale la vena cotilla de titulitis, te dejo echarle un ojo a mi perfil en Linkedin.

¿Viajamos juntas?

MI LIBRO 'DUEÑA DE TU PROPIO VIAJE' TE ESTÁ ESPERANDO

Dentro de Dueña de tu propio viaje vas a descubrir el camino que han recorrido cinco generaciones de mujeres empresarias que se adelantaron a su época, desafiaron a su entorno, marcaron la diferencia y apostaron por aquello que las hacía únicas, para ser siempre fieles a sí mismas.

Ellas fueron dueñas de su propio viaje, y ahora ha llegado el momento de que tú también construyas el tuyo propio.