Tu propósito de vida, no es ser feliz

propósito de vida

Tenemos la creencia de que nuestro propósito de vida es la felicidad. Por eso, ante la pregunta de: “¿Cuál es tu propósito de vida?”, la respuesta más común es: ser feliz.

Sin embargo… ¿conocemos exactamente qué hay detrás de esto?

Cuando hablamos de propósito, hablamos de meta u objetivo. Algo que aún no hemos conseguido. Por lo tanto, si no has conseguido estar feliz, ¿qué te hace pensar que lo conseguirás si no lo has experimentado?

Y es que llegados a este punto, puedo decirte que estoy más que segura que ya has conseguido estar feliz. ¿Lo recuerdas? Sí, te hablo de esos pequeños momentos. De esos que sólo tú sabes.

Porque al final, la felicidad es un estado de ánimo. Viene y se va. La felicidad como cualquier emoción “considerada positiva”, está sobrevalorada (bajo mi juicio).

¿Realmente necesitamos ser felices? Y en el caso de que así sea, ¿por cuánto tiempo? ¿Es realmente sano “ser felices” la mayor parte del tiempo? ¿O por lo contrario necesitamos legitimar esta emoción como cualquier otra? Aceptar los momentos de felicidad al igual que aceptamos los momentos de tristeza. Aceptar la felicidad igual que debemos aceptar el miedo. Porque ahí están cada una de nuestras emociones. Diciéndonos algo, dándonos un mensaje el cual muchas veces tratamos de apagar viviendo en modo “piloto automático”.

A veces tan sólo necesitamos parar. Escucharnos. Mirar hacia adentro aunque destapemos la caja de pandora (sí, sí, esa que te da tanto miedo abrir). Porque al final si me pides que te defina la felicidad, te diré que para mi es el sentimiento de sentirte en paz contigo misma. El sentimiento de aceptarte con tus luces y tus sombras. Y el sentimiento, por lo tanto de haber pasado de felicidad como exaltación de la alegría, a felicidad: como en bienestar interno.

Así que llegados a este punto, la felicidad no es un propósito de vida que te vaya a potenciar; sino más bien, te va a limitar. Incluso a frustrar porque no hemos entendido realmente la diferencia entre ser feliz y estar feliz.

Por eso hoy más que nunca, necesitas escuchar este podcast para poder entender de que lo te hablo. Para ponértelo una y otra vez en bucle para que te repitas a ti misma que tu propósito de vida no es la felicidad.

Tu propósito muy seguramente sea, ayudar a otras personas. ¿A qué? Eso te lo contaré en otro podcast para que lo apliques a tu marca personal tal y como lo trabajamos en el programa de mentoring.

Y ahora, recoge esos pequeños momentos. Cuéntame, ¿qué es para ti la felicidad?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

BARBARA GEES SL será responsable por tus datos, se enviarán a One.com para poder responder tu comentario. Este tratamiento se hace con base en tu consentimiento. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o hasta que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer cualquier derecho que tengas relacionado con la protección de tus datos según se describe en la política de privacidad.

Sobre mí

Con actitud emprendedora desde mi nacimiento y creciendo con la mujer más inspiradora de mi vida, entendí con tan sólo 8 años que debía luchar por mis sueños y no dejar que nadie me dijera que no podía conseguirlo sólo porque ellos no lo consiguieron.

Este legado que me dejó mi abuela, ha hecho que hoy en día sea el motor de mi marca y de mi propósito.

Crecí con la idea de que ser diferente a los demás en mi adolescencia y no consiguiendo encajar, era malo. Lejos de la realidad, al final descubrí que el ser diferente es el motor que te mueve y lo que te hace única.

Por eso hoy en día, me dedico a empoderar a emprendedoras inquietas para que crean en ellas mismas a través de lo que las hace únicas consiguiendo posicionar su marca y enamorar a sus clientes.

Instagram